Proximamente

domingo, 12 de enero de 2014

"Lo que se hizo con el Irízar fue como hacer un rompehielos en la Argentina"

Agustín Rossi explica la importancia del rompehielos, en restauración luego del incendio que sufrió en 2007, en la campaña antártica. Ventajas de la reparación en el país y metas de exploración definidas como "objetivo científico".

La noche del 11 de abril de 2007 el rompehielos ARA Almirante Irízar se incendió cerca de Puerto Madryn cuando regresaba de la Campaña Antártica de Verano 2006-07. El actual ministro de Defensa, Agustín Rossi, confía en que el barco restaurado esté activo para la campaña 2015-16.
 
La presencia de la Argentina en la Antártida –que está fuertemente condicionada por la necesidad de poseer una nave de esas características– tiene obligaciones y proyectos vinculados con la investigación científica, una necesidad que se puso de relieve recientemente con el episodio del barco ruso Akádemik Shokálskiy y el rompehielos chino Xue Long. Entre la pérdida trágica de la embarcación y su inminente puesta a punto hubo una decisión estratégica que instó a nuestro país a desarrollar capacidades científico-tecnológicas únicas en Latinoamérica.
 
"Fue casi como hacer un rompehielos en Argentina, lo único que se conserva es el cascarón" dice el ministro Rossi, entusiasmado. En el momento en que se supo que el Irizar estaba inutilizable, hubo una gran presión para que la reconstrucción se hiciera en Finlandia, un país con una poderosa industria naval. La opción por la industria nacional obligó a esperar un poco más y a contratar a una empresa para llevar adelante las campañas antárticas, y eso disparó algunas objeciones.
 
"Hay dos o tres decisiones que tomó el gobierno que finalmente confirman que sale más barato hacer esto que cualquier otra propuesta –insiste Rossi–. Eso sin contar con que la tecnología y la capacidad para hacer el mantenimiento quedan en el país y que tenemos un millón de horas hombre de trabajo argentino incorporado a este proceso".
 
"Fue casi como hacer un rompehielos en Argentina, lo único que se conserva es el cascarón".
La decisión de hacer las tareas en los talleres CINAR (Complejo Industrial Naval Argentino) y Tandanor implicó poner en marcha la obra con mayor complejidad realizada en los más de 130 años de los Talleres Navales Dársena Norte. Según datos del Ministerio de Defensa, el proyecto total demandará unos 540 millones de pesos, de los cuales ya se invirtieron 470 millones. El 65% de la inversión corresponde a insumos y mano de obra nacional, y la transferencia de divisas al exterior por importación de equipamiento que no se consigue en el país es de 42 millones de dólares. Según evaluaciones de esa cartera, la reconstrucción en Finlandia hubiese costado alrededor de 170 millones de dólares. 
 
CINAR posee, como efecto de este proyecto, instalaciones únicas en el Cono Sur: un syncrolift, la plataforma de elevación más grande de Latinoamérica, con capacidad para trasbordar barcos de hasta 12 mil toneladas. Y el Astillero Almirante Storni, con sus 35 mil metros cuadrados de talleres cubiertos.
 
"Es una decisión estratégica en el marco de un proyecto de país que gana en soberanía tecnológica –agrega Santiago Rodríguez, secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa del ministerio–. La sinergia de estos procesos arrastra todo el aparato científico tecnológico en una gran cadena de valor: toda la industria naviera privada participó aportando una parte de este proyecto gigante, porque es de tal impacto que termina traccionando a todo el mundo, de una u otra manera. Por ejemplo, la radarización es uno de los proyectos tecnológicos más importantes de los últimos 30 años y fue una decisión muy ambiciosa que tomó Néstor (Kirchner) en un momento en que la industria nacional no estaba, precisamente, en buenas condiciones".
 
CONTINENTE BLANCO. Las investigaciones históricas revelan que fueron argentinos los primeros foqueros (cazadores de focas) que tuvieron actividad en el continente antártico, cerca del año 1817, es decir, en pleno proceso de construcción del Gobierno Patrio. 
 
Aparentemente, los foqueros mantenían el descubrimiento de esas tierras en secreto por estrictas razones comerciales, pero ese dato y el hecho de que Argentina fue durante 40 años el único ocupante permanente del Antártico son los dos antecedentes históricos más importantes en el reclamo de soberanía. En 1904 se inicia la ocupación permanente de la Antártida Argentina, con el izamiento del pabellón en Orcadas el 22 de febrero de ese año.
 
Ahora, las campañas antárticas se realizan en verano y son el momento en que desde el continente se abastece a las seis bases, un esfuerzo destinado a sostener la presencia nacional ininterrumpida en el Sector Antártico Argentino. 
 
-La Argentina definió a la Antártida como un objetivo científico. Lo que hacen las fuerzas armadas es todo el apoyo logístico para que esas tareas científicas se lleven a cabo. Somos el país con mayor cantidad de bases en la Antártida, aunque no somos el que tiene la mayor cantidad de efectivos en forma permanente.
 
-¿Cómo están compuestas esas campañas? 
 
-En la campaña de verano hay mil quinientos efectivos de las fuerzas armadas. En invierno quedan reducidos a trescientos habitantes permanentes. Es una inversión importante dentro del presupuesto del Ministerio de Defensa. En cada una de las bases hay personal de las fuerzas armadas y civiles, científicos. Marambio, que es la más conocida, pertenece a la Fuerza Aérea y es la única que admite puente aéreo, que se realiza con los Hércules. El resto de las bases se conecta con helicópteros y, al respecto, este año se incorporaron helicópteros rusos MI17 que tienen una gran performance en ese clima. 
 
-Además de Marambio, ¿qué demandas tienen las otras bases?
 
-La base Belgrano II es la más austral de la República Argentina y la tercera más austral de las bases permanente del planeta. A ella sólo se puede llegar con el rompehielos y para eso durante este tiempo que el Irizar está en reparaciones alquilamos un rompehielos, que además es de la única manera en que se puede “sacar la basura”, todo lo que se genera en esos lugares demanda capacidad para transportarla. Y en lo que respecta al Irizar, estamos trabajando para hacer este año la prueba de agua, que consiste en una serie de horas de navegación en distintas etapas: puerto, mar abierto y hielo. El objetivo es que este en disponibilidad en la campaña 2015/2016

Fuente: Info News

El buque Vasily Golovnin polar arribo al Puerto de Buenos Aires

El ministerio de Defensa informó que este pasado sábado arribo para ser cargado de combustible antártico e insumos destinados al abastecimiento de las bases argentinas en la Antártida.

El ministerio de Defensa, que conduce Agustín Rossi, informó que este sábado arribo al Puerto de Buenos Aires el buque polar Vasily Golovnin para ser cargado de combustible antártico e insumos destinados al abastecimiento de las bases argentinas en la Antártida. Se estima que el proceso de carga de dicho buque se prolongará hasta el 16 de enero.
“Estamos cumpliendo con todos los requisitos necesarios para que la Campaña Antártica se desarrolle según los plazos previstos”, dijo y enfatizó: “En marzo estarán reaprovisionadas todas las bases”.
Bajo la dirección del Comando Operacional del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, más de 1500 efectivos prestarán servicio en los meses de verano, mientras que alrededor de 300 serán los hombres y mujeres que permanecerán durante el período invernal de la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2013-2014.
A través de una licitación pública internacional, el Ministerio de Defensa contrató un buque polar –que incluye el servicio de dos helicópteros pesados-  y un rompehielos.  Al respecto el ministro Rossi explicó que “se presentaron tres empresas, de las cuales Arkadia Pte.Ltd resultó la ganadora”. Y agregó: “Esta compañía, además de la mejora que hizo sobre la oferta inicial, ofreció un descuento ante la posibilidad de que se contabilicen menos días de operaciones, lo cual es favorable ya que podría modificar la cifra final del contrato”.
Por su parte, la directora de la Agencia Logística del Ministerio de Defensa, Lucia Kersul, explicó que la contratación se rige por la modalidad “time charter” y que el buque polar Vasily Golovnin fue contratado por 85 días con los dos helicópteros, mientras que el rompehielos Kapitan Dranitsyn , que tendrá la misión de abastecer la base más austral, la Belgrano II, se lo arrendó por 15 días.
Con la contratación del buque polar por un plazo de 85 días se completará una campaña larga y minuciosa

“Con la contratación del buque polar  por un plazo de 85 días, que además este año incluye la incorporación de dos helicópteros de carga Kamov, se completará una campaña larga y minuciosa”, afirmó Rossi, al tiempo que detalló que “la base Belgrano II será abastecida con insumos y combustible para dos años”.
Kersul explicó también que en esta oportunidad el buque polar (de 150 metros de eslora, 22, 40 metros de manga y con una capacidad de carga de 8 mil metros cúbicos)  realizará el proceso denominado “logística inversa”, que consiste en replegar todos los desechos sólidos que se generan en las bases antárticas y que son traídos al continente para su posterior tratamiento; acción que hacía dos años no se producía.
Para la mencionada licitación pública internacional, el Ministerio de Defensa remitió comunicación a empresas navieras específicas y cursó invitaciones a las embajadas de Canadá, Suecia, Noruega, Rusia, China, Ucrania, Japón; Dinamarca, Sudáfrica y Finlandia.
Además, en esta edición la CAV va a contar con los dos helicópteros MI-17 adquiridos por la Fuerza Aérea para operar en el sector antártico argentino. Se trata de modernas aeronaves de transporte multipropósito con capacidad para transportar 26 pasajeros o hasta 5 toneladas de carga, y su estructura tiene flotadores para el caso de almerizaje en emergencia. Su misión será brindar apoyo operativo y ejecutar tareas de asistencia que requieran las distintas bases.

Se consigna también que en la presente campaña cumplen función los buques de la Armada: Aviso “Suboficial Castillo”, Transporte “Canal Beagle” y el Oceanográfico “Puerto Deseado”.   Además durante el mes de enero se realizarán vuelos de aviones Hércules C-130 y Twin Otter, de la Fuerza Aérea.
A más de un siglo de presencia ininterrumpida de la Argentina en el territorio antártico, el mencionado despliegue logístico permite asegurar el desarrollo científico del país en el continente blanco.
Argentina cuenta en la actualidad con seis bases de actividad permanente en el Sector Antártico Argentino: Orcadas,  Marambio, Carlini (ex Jubany),  Esperanza,  San Martín y Belgrano II; y con siete bases de actividad temporaria: Brown, Matienzo, Primavera,  Cámara, Melchior, Decepción, y Petrel, esta última ahora por decisión del ministro Rossi pasará a ser permanente.

Fuente: Info News

Las fuerzas de seguridad y armadas trabajan mancomunadamente en el escudo norte

El ministro de Seguridad, Alejandro Cornejo, se reunió en Santa Victoria Este con representantes de la Gendarmería Nacional, Ejercito Argentino y Policía de la Regional 4, con quienes analizó el funcionamiento y recursos disponibles del operativo “Escudo Norte”.
escudo norte
El Ministro destacó que desde la provincia se trabaja coordinadamente con las fuerzas nacionales al servicio de la lucha contra el crimen organizado.
El objetivo del operativo “Escudo Norte” a nivel nacional, es fortalecer el control aéreo, fluvial y terrestre de Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes, La Rioja, Catamarca, Córdoba y Santa Fe, y cuenta con una importante cantidad de recursos humanos y medios materiales para combatir delitos como el narcotráfico, la trata de personas y el contrabando

Fuente: Fm899

sábado, 11 de enero de 2014

La defensa en Sudamérica

Semanas atrás el Centro de Estudios Nueva Mayoría divulgó un adelanto de su Balance Militar de América del Sur 2013, un informe instructivo que sigue la línea del Military Balance que hace decenios edita el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres.
El estudio comprobó que, iniciado el siglo XXI, varios de los países de América del Sur se embarcaron en un proceso de "modernización de sus instrumentos militares", aunque ello no autorice a hablar del comienzo de una carrera armamentista.


En el período 2008-2012 los presupuestos militares de América del Sur crecieron un 25,06%, y pasaron de u$s 50.300 millones a u$s 62.694 millones. Un incremento en línea con lo ocurrido a nivel mundial, donde a pesar de las restricciones impuestas por la crisis económica, el gasto militar total se elevó un 19,7%, de u$s 1.464.000 millones en 2008 a u$s 1.753.000 millones en 2012.
Destaca el trabajo que todos los países sudamericanos aumentaron sus presupuestos de defensa, aunque sugiere tomar con pinzas los valores absolutos y considerar en cambio la situación económica de cada estado. Así, con respecto a nuestro país, el informe subraya que "el incremento del presupuesto sólo responde a intentar mantener su nivel frente a la inflación".
El gasto de la Argentina en defensa representó el 0,87% de su PBI en 2008; el 0,84% en 2012, y el 0,97% en lo que se previó para 2013. En relación con el presupuesto nacional, el gasto militar argentino se redujo del 5,54% en 2008 al 4,26% en 2012, una tendencia de vieja data que se encuentra en marcado contraste con las políticas que siguen Brasil y Chile, los dos países que siempre figuraron en las hipótesis de conflicto argentinas.
Brasil dispone del undécimo presupuesto militar a nivel mundial y representa el 50% del total de gastos en defensa de la región, mientras que Chile, indica el informe, "continúa desarrollando un sistemático proceso de reequipamiento de sus FF.AA. destinado a incrementar sensiblemente la capacidad operacional".
Resulta importante mencionar el porcentaje del gasto en defensa que se asigna a inversiones. El líder en ese rubro es Venezuela, con el 41% (u$s 2.035 millones en 2012). Le siguen una vez más Chile (con el 26,7%) y Brasil (18,67%). En el caso brasileño las cifras dirigidas a inversiones subieron 2,5 veces entre 2008 y 2012, pasando de u$s 2.496 millones a u$s 6.286 millones.
Como era previsible, los países que menos gastan en inversiones son la Argentina, con el 2,8% de su gasto militar (apenas u$s 115 millones en 2012) y Uruguay, con 2,7% (u$s 25 millones).
En cuanto a armas concretas, Chile se destaca por ser el país que tiene la dotación más moderna de tanques (200 Leopard 2 de fabricación alemana), mientras que Brasil es el único que cuenta con un portaaviones y con una "importante cantidad de buques para operaciones anfibias". Prosigue además con un programa de construcción de más unidades de superficie y submarinos.
Con respecto a la aviación, sólo cuatro países tienen cazas de última generación: Brasil (con Mirage 2000 franceses); Chile (F-16 estadounidenses); Perú (Mirage 2000 y MiG-29, rusos), y Venezuela (F-16 y Sukhoi-30, también rusos). El informe advierte que los aviones de la Fuerza Aérea argentina, antaño líderes de la región y de gran desempeño en la guerra de las Malvinas, se encuentran al límite de su vida útil y sólo el 20% se hallaría en condiciones operativas.
Este somero repaso de la defensa en América del Sur lleva a pensar que, con la excepción de la Argentina, todos los otros grandes países de la región decidieron algún tipo de refuerzo o modernización de sus Fuerzas Armadas, incluso bajo gobiernos de orientación izquierdista o populista. Eligieron el realismo y descartaron el prejuicio antimilitar que los dejaría indefensos ante cualquier tipo de agresión, interna o externa. Una lección para tener en cuenta.

Fuente: La Prensa

Aprueban contrato para la modernización de la Fuerza Aérea

Se aprobó el contrato de prestación de servicios de fabricación, modernización de aviónica y soporte para aeronaves Pampa de la Fuerza Aérea Argentina, suscripto entre el Ministerio de Defensa y la Fábrica “Brig San Martín SA”.


Se aprobó el contrato de prestación de servicios de fabricación, modernización de aviónica y soporte para aeronaves Pampa de la Fuerza Aérea, suscripto entre el Ministerio de Defensa y la Fábrica de Aviones "Brigadier San Martín S.A.", por Decisión Administrativa publicada hoy en el Boletín Oficial.

Por Decisión Administrativa 107/2013 se aprobó el contrato de prestación de servicios de fabricación, modernización de aviónica y soporte para aeronaves Pampa de la Fuerza Aérea Argentina, suscripto entre el Ministerio de Defensa y la Fábrica de Aviones “Brig. San Martín S.A.”.

Expresa que dicho contrato y una enmienda posterior cumplen con la modernización de aviónica y responden a razones de defensa y seguridad de la Argentina a fin de garantizar la protección del espacio aéreo nacional.

La Decisión lleva la firma del Jefe de Gabinete, Jorge M. Capitanich y del ministro de Defensa, Agustín O. Rossi.

El contrato había sido suscripto el 14 de diciembre de 2012 y la enmienda el 13 de noviembre de 2013 y son de carácter técnico.

Fuente: IMASS

Fragata argentina Libertad sólo tocará puertos de América Latina para evitar embargos

La fragata Libertad, el buque escuela de la Armada argentina, solo tocará puertos de América Latina y el Caribe para evitar embargos por pedido de fondos especulativos, como sucedió en Ghana en 2012, anunció el jueves el ministerio de Defensa.


cada uno de los puertos seleccionados que visitará la fragata en la nueva travesía, ha sido analizado desde el punto de vista geopolítico, en tanto los países donde se hará escala integran la UNASUR y la CELAC”, informó en un comunicado el ministerio de Defensa.
La embarcación tocará puertos de Brasil, Uruguay, Chile, Colombia, Ecuador, Venezuela, República Dominicana, México, Perú, Haití y Surinam, según la nota de prensa.
El itinerario de la Libertad, botada en 1965, incluía hasta este año los principales puertos del mundo.
El buque comenzará el 1 de febrero su nuevo viaje de instrucción y llegó hace exactamente un año al puerto de Mar del Plata (400 km al sur), luego de estar varado durante 78 días en el puerto de Acra (Ghana).

Zarpó el buque Oceanográfico ARA “Puerto Deseado”

Tripulado por personal de la Armada Argentina, llevará a bordo más de 50 investigadores del CONICET, en tres etapas.

Mar del Plata – Al mando del capitán de corbeta Juan Ignacio Squillaci, el buque oceanográfico ARA “Puerto Deseado” zarpó de su apostadero habitual en el puerto Mar del Plata para dar inicio a una nueva campaña científica en aguas antárticas y participar en apoyo de la Campaña Antártica de Verano 2013/14.

Dicha actividad, se coordinó en forma conjunta entre el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Dirección Nacional del Antártico (DNA), el Servicio de Hidrografía Naval (SHN) y el Comando Conjunto Antártico.

Con el objetivo principal de recolectar la mayor cantidad de organismos biológicos posibles, se embarcaron investigadores, becarios y personal de apoyo para llevar adelante 18 proyectos relacionados a la biodiversidad de peces aves y mamíferos, hidrografía, geología del fondo marino, medición de parámetros meteorológicos y físico-químicos.

El buque, realizará la campaña en tres etapas con escalas logísticas en Ushuaia para efectuar el recambio del personal científico y técnico, reaprovisionamiento de víveres y combustible, contando con el apoyo del Comando del Área Naval Austral. Con equipamiento científico y laboratorios a bordo navegará por el Mar Argentino, Pasaje Drake, Banco Burdwood y aguas antárticas (Mar de la Flota y Bellingshausen, Estrecho de Gerlache e Islas Orcadas del Sur).

El buque Oceanográfico ARA “Puerto Deseado” que navegará por un lapso de 92 días, cuenta en esta campaña con una dotación de 90 militares que desarrollarán sus funciones de acuerdo a las distintas especialidades y un total de 25 científicos por cada etapa. “La tripulación trabajó desde mediados de noviembre de manera ardua y comprometida con las tareas que requirió la unidad para llevar adelante esta campaña. La investigación en la Antártida es importante y es una tarea mancomunada entre los distintos ministerios, el Servicio de Hidrografía Naval, el CONICET y el personal de la Armada”, expresó el capitán Squillacci.

Por su parte, Juan Martín Díaz de Astarloa, investigador del Conicet y coordinador científico de la primera etapa de la campaña comentó: “la misión de esta primera etapa es explorar la diversidad de organismos antárticos que habitan a diferentes profundidades y relacionar esa diversidad con las características ambientales de las aguas antárticas.

La idea es recorrer lugares que anteriormente no fueron explorados, para obtener respuestas a aquellas preguntas que nos hacemos nosotros respecto de la distribución de los organismos”.

Esta campaña científica, que finalizará en el mes de abril representa la décimo segunda para el A.R.A. “Puerto Deseado” y la cuarta con personal del CONICET.

El buque fue despedido por familiares de los tripulantes, el personal militar de la Agrupación de Buques Hidrográficos a cargo del capitán de fragata Alejandro López, el comandante del Área Naval Atlántica, contraalmirante Dalmiro Orlando Miguel y autoridades del CONICET.
Fuente: Gaceta

Con equipos y sueldos, Milani hace “proselitismo” y alinea al Ejército

El teniente general César Milani está recorriendo las unidades del Ejército y en cada una anuncia la adquisición de nuevo equipamiento, en una campaña casi proselitista para encolumnar el arma detrás suyo. Cuando fue nombrado jefe del Ejército en junio del año pasado empezó con el pie izquierdo por ser del arma de Inteligencia -nunca antes había llegado un oficial de esta especialidad a ese cargo- y las denuncias por su rol en la represión ilegal y por su supuesto enriquecimiento ilícito.


Además, casi como un “relacionista público” -contó una fuente militar- enfatiza en todos sus discurso que el Ejército debe apoyar al proyecto “nacional y popular”. Y que su nuevo rol — además de la defensa- es el desarrollo tecnológico, la asistencia a la población civil, a las obras de infraestructura nacional y a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico.
Cuenta con los $ 1.300 millones de partida presupuestaria extra que le dio la presidenta Cristina Kirchner a fines del año pasado y promesas de más plata para un Ejército que, desde el 2003 hasta la fecha, estaba prácticamente paralizado. Además, Cristina prorrogó por un año más la participación del Ejército en los operativos “Escudo Norte” y “Fortín II” para patrullar “en tareas de apoyo” de las fuerzas de seguridad las fronteras con Bolivia y Paraguay. Esos operativos permiten que los movilizados cobren por mes viáticos y adicionales equivalentes casi a un sueldo.
Por esa razón, la mayoría se ofrecen de voluntarios. Además, el Ejército pasó de tener 33 generales -en la época de Menem- a 57, pese a tener sólo 18 mil soldados voluntarios y 23 suboficiales.
En sus visitas, anunció la compra de 100 mil uniformes nuevos (Ver infografía), 35 vehículos Hummer -que se adquirirán en los EE. UU- y la modernización de los tanques TAM, los transporte blindados de personal M 113, los Unimog y los Jeeps del arma.
Cuando fue el día de la aviación del Ejército, anunció que se sumarán helicópteros Agusta Bell 206, aviones bimotores a reacción Cessna, se permutarán los viejos Mohauk por aeronaves de reconocimiento y se reconvertirán los helicópteros Bell Uh, que se hicieron famosos en la guerra de Vietnam.
En el día de Arsenales, anunció que se modernizará el histórico fusil de combate FAL, que se usó en la guerra de las Malvinas. Habrá uno de asalto, uno tipo carabina, y otro tipo tirador destacado.
En el día del arma de Comunicaciones en City Bell, anunció la creación de una base única de datos del Ejército, la renovación del equipamiento de una compañía táctica de operaciones electrónicas y la ampliación del telepuerto satelital para apoyar también a la Fuerza Aérea y a la Armada.
En el día del arma de Intendencia, anunció que se comprarán 80 camiones pesados y herramientas y máquinas especiales para el trabajo en siniestros y catástrofes. Con el complemento de que se prorrogó la presencia de militares en las villas de emergencia en el marco del Plan Nacional de Abordaje Integral (AHI) contra la pobreza y se usa a desocupados de los planes Trabajar -que se le sacaron a intendentes del Gran Buenos Aires que pasaron a apoyar a Sergio Massa- para refaccionar unidades del Ejército.
En sus discursos, Milani dice que Cristina “actualizó nuestra agenda de trabajo” e incluyó el apoyo del Ejército a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico en el NOA, entrando en una zona gris por la prohibición de la ley de Defensa de participar en actividades de seguridad interna. Y aunque no lo dice, sabe que las dos hipótesis de conflicto del Comando Sur de EE.UU.
para América Latina son la lucha contra el narcotráfico y la pobreza

Fuente: Clarin

Efectivos de Inteligencia también patrullan las fronteras del NOA

En el día del arma de Inteligencia, Milani anunció que esta especialidad está “ aportando mapas de riesgo, modelos de simulación y proporcionando la efectividad de sus patrullas de inteligencia para la evaluación de los daños y para señalar el lugar más necesario y efectivo del empleado de los medios”. Dijo que se crearon las secciones Esquel y Tartagal -zona roja de la lucha contra los narcos- y que se desarrollarán drones, criptografía y la creación de una central de inteligencia Geoespacial.


Para el “fortalecimiento de la Operación fortín II”, las patrullas de Inteligencia -su especialidad- tendrán “equipos Harris, visores térmicos, y computadoras robustecidas para la campaña. Todo para apoyar las tres brigadas desplazados en el NOA.
Además, afirmó que “hemos iniciado la adquisición y provisión de vestuario, equipo individual, módulos de alojamiento, vehículos de campaña, cisternas y cámaras frigoríficas” para el “rol protagónico” que debe tener el arma.
“Es la hora de comprometernos todos juntos en un proyecto nacional de país”, finalizó.

Fuente: Clarin

viernes, 10 de enero de 2014

Relevos en la Agrupación de Ingenieros 601

Se llevó a cabo la ceremonia de puesta en el cargo del nuevo jefe de la Agrupación de Ingenieros 601.




El acto fue presidido por el director de Ingenieros e Infraestructura, Grl Br Ricardo Oscar Filippi, y contó con la presencia de generales en actividad y retiro, e invitados especiales. Participó también la Banda Militar del Regimiento de Artillería 1.

En la oportunidad, se leyó la resolución del JEMGE que designa jefe de la Agrupación al coronel Justo Francisco Treviranus.

Seguidamente, habló el general Filippi y, como cierre, se entonaron las estrofas de la canción del Ejército.

Por otra parte, el 3 de enero, fueron puestos en funciones el Tcnl Daniel Fernando Roldán Otero, como jefe de la Compañía de Ingenieros QBN y de Apoyo a la Emergencia 601, y el Tcnl Juan Carlos Martínez, quien se hizo cargo de la Compañía de Agua 601.

Aniversario de la Jura de la Bandera de los Andes

En la ciudad de Mendoza, el RIM 11 participó de la ceremonia por los 197 años de la Jura de la Bandera del “Ejército de los Andes”.




El acto se realizó el 5 de enero, en el Memorial que guarda la mencionada enseña, y fue presidido por el gobernador de la Provincia. También asistieron integrantes del gabinete provincial, autoridades militares, gran número de turistas y público en general.

La ceremonia se inició con el izamiento de la bandera, al son de los acordes del Himno Nacional, y prosiguió con el cambio de guardia, a cargo del Regimiento.

Por su parte, la Banda Militar “Talcahuano” ejecutó temas patrióticos y folclóricos, y, a continuación, se descubrió una placa conmemorativa.

En la oportunidad, el gobernador se refirió a los actos que tendrán lugar en la provincia con motivo del bicentenario del Grl San Martín como Gobernador Intendente de Cuyo, y al bicentenario que cumplirá el RIM 11 “General Las Heras”.

Narcotráfico: el Ejército busca apoyo de EE.UU.

Decidido a dar sus primeros pasos en la lucha contra las drogas, el Ejército busca el apoyo de los Estados Unidos para combatir a los narcos. Luego de la orden inicial de la Presidenta para desplegar unidades militares en la frontera norte, el recientemente ascendido teniente general César Milani procura la asistencia tecnológica del Comando Sur norteamericano para fortalecer los patrullajes terrestres. Y está cerca de conseguir 35 vehículos blindados Hummer para exploración, varios de los cuales serán asignados a perseguir el tráfico de drogas.
El propio jefe del Ejército mencionó el proyecto durante un discurso realizado a fines de noviembre en Campo de Mayo. El permiso oficial para involucrar a los militares en la lucha contra el narcotráfico es considerado por Milani "una inmejorable oportunidad" para conseguir nuevos equipos militares, tal como repitió más de una vez ante las formaciones de tropas.
La semana pasada, la presidenta Cristina Kirchner prorrogó la participación militar en la lucha contra las drogas hasta diciembre de 2014. En el llamado operativo Fortín II, el Ejército participa con elementos de las Brigadas de Monte III y XII y la Brigada de Montaña V. Además, se abrió en Tartagal una sección de inteligencia dedicada sólo a conseguir información sobre grupos narco.
Pero el operativo colisiona con un serio tropiezo: las leyes de seguridad interior y de defensa prohíben a los militares participar en acciones policiales, como es la lucha contra el narcotráfico.
Las unidades del Ejército que patrullan la frontera norte se mueven por zonas alejadas de las poblaciones, por ahora, aunque con los refuerzos de vehículos blindados previstos se harán más visibles sus acciones.
"En esta misión tan importante la inteligencia militar tiene un rol protagónico de apoyo a las fuerzas de tarea y equipos de combate desplegados en el terreno, proporcionándoles la información necesaria para que puedan planificar y ejecutar eficazmente sus patrullas", dijo Milani durante su discurso en el día de la tropa de inteligencia.
Mencionó concretamente a los "equipos de combate" que están desplegados contra el narcotráfico, pese a que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, siempre afirma que los soldados dan sólo apoyo técnico a las unidades de Gendarmería.
La reglamentación de la ley de defensa firmada en 2006 por el presidente Néstor Kirchner y la entonces ministra de Defensa, Nilda Garré, cierra todas las posibilidades a las Fuerzas Armadas para actuar siquiera como hipótesis o inteligencia sobre situaciones que no sean generadas por un ejército regular enemigo, de un país agresor.
El cambio de esa reglamentación podría realizarse mediante otro decreto, situación que empezó a ser analizada en las reuniones de coordinación entre autoridades políticas, militares y fuerzas de seguridad, que empezaron a desarrollarse en septiembre pasado.
A las tropas de Monte Milani les prometió que en breve los participantes del Operativo Fortín II contarán con nuevos equipos individuales y vehículos. Entre esas unidades se desplegarán los Hummer pedidos al Comando Sur. Esa división norteamericana que sostiene la relación con las fuerzas militares de la región tiene una histórica posición favorable a la incorporación militar a la lucha contra las drogas. Vehículos Hummer llegaron también a fines de los 90 como contrapartida al apoyo argentino en la Guerra del Golfo.
Las negociaciones del Ejército y el Ministerio de Defensa con sus pares norteamericanos descongelarían las relaciones castrenses tras el incidente en Ezeiza de febrero de 2011. En ese momento se desató un escándalo con la acción del canciller Héctor Timerman, que incautó un avión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y sensibles equipos de comunicaciones bajo la acusación de tráfico de armas y terrorismo. En realidad, esa aeronave transportaba personal norteamericano que debía estar al frente de un curso para fuerzas de seguridad argentinas.
Los militares argentinos mantuvieron, mientras tanto, las buenas relaciones con Washington; y volvieron a designar a un general como agregado en los Estados Unidos luego de que ese puesto fue degradado por el Ministerio de Defensa al rango de coronel durante varios años, en señal de desagrado por las políticas militares norteamericanas en la región. La orden presidencial para involucrar a los militares en la lucha contra el narcotráfico puede ser entendida como un gesto hacia los EE.UU.
Para el Ejército representa un triunfo histórico, ya que no sólo la gestión de Milani tuvo en mente quedarse con el control de las fronteras para relegar a la Gendarmería (que hoy cuenta con 32.800 efectivos) a misiones de control social y policial. Esa idea transita el Edificio Libertador desde el año 2000.
Por lo pronto, Milani logró mostrarse puertas adentro como el militar con peso propio que consigue lo que otros no pudieron. Y en todos sus discursos a las tropas habla de esa recuperación del espíritu del Ejército, del protagonismo que tendrá su fuerza. También expone señales de poder. El viernes pasado dejó finalmente la jefatura de Inteligencia, que retuvo durante cuatro años mientras ocupaba el puesto de subjefe y luego de jefe del Estado Mayor General del Ejército. Lejos de una señal de debilidad, esa decisión es una muestra del control alcanzado en su fuerza. Y hacia afuera, también.
Elevó el número de generales de 38 a 55. Casi un general cada mil soldados. Incrementó su cúpula sin provocar los naturales pases a retiro de generales de cada año. Uno de sus generales de mayor confianza fue asignado al control directo del combate contra las drogas. Y ahora busca el apoyo de Washington.

Fuente: La nación